Customer Login

Lost password?

View your shopping cart

nosotros

nosotros

¿Por qué Animal Sospechoso?

cropped-favicon.pngA comienzos de 2002, Juan Pablo Roa y Roberta Raffetto fun­daron la revista anual de poesía animal sospechoso en la que proponían una aproximación global al hecho poético abordado en sus raíces más consolidadas: creación, crítica y traducción.

Tras la publicación del número triple 5-7, publicado a finales de 2009, la revista se convierte también en editorial, poster­gando la publicación de los números siguientes a una segunda serie que reanudará su publicación a partir de 2015.

La primera colección que inicia el ciclo editorial es la de poesía, en la que se publican traducciones de poetas de todos los tiempos de interés para el lector contemporáneo, así poe­tas cuya trayectoria permita la publicación de una antología o una poesía reunida, así como libros de autores cuya obra no sea asequible en ediciones recientes.

A esta colección seguirá la colección de ensayo, con el fin de ampliar el espectro de la lectura, entendida como una mirada soñadora y vigilante a la vez, que busca en el libro el vehículo de la reflexión. No se olvide que alguna vez Benjamin Franklin afirmó certeramente que «carecer de libros propios es el colmo de la miseria».

 

«Cuando afirmamos que la poesía es un medio de cono­cimiento es, en parte, porque, como dice Valente, “toda poesía es, ante todo, un gran caer en la cuenta”. Una de las grandes revoluciones de la poesía que se concibe así es su conciencia de explorar un territorio desconocido e invisible, por el simple hecho de no estar controlado, orientado y premeditado de antemano. Por esto el poe­ma, visto así, es un animal sospechoso para toda ideo­logía; simple y llanamente, porque la ideología sabe que ella puede ser la primera víctima de ese “primer animal visible de lo invisible” (como diría Lezama), y esto asus­ta»*.

* tomado de: nicanor vélez, «josé ángel valente o el movimiento de la materia», rosa cúbica, 21/22, barcelona, 2001